Blogia
fabian

Lecturas

La sociedad - audiencia que aprende

Vivir en la pantalla. Desordenamientos en una sociedad-audiencia que aprende es el artículo aparecido en educ.ar que trata sobre una ponencia presentada por Guillermo Orozco Gómez en la que aparece una reflexión sobre la educación en nuestras sociedades actuales.

La sociedad - audiencia


«Lo de audiencia como una característica que nos distingue de las sociedades de otras épocas. Audiencia de medios audiovisuales, de teléfonos celulares, de computadoras, de videojuegos, de cine, de radio, de prensa, de múltiple material impreso, escrito, fotografía, etc. Creo que para todos los seres es fácil de entender que en este creciente protagonismo de los medios y las tecnologías de la información nuestra interacción con el mundo, con lo externo, con lo que está más allá, con el Otro, con los Otros se da de manera mediada por estos medios y tecnologías. Y eso entonces yo lo propongo como punto de partida de esta reflexión: entender que somos audiencias múltiples, simultáneas, variables. Y esto nos da una característica y distinción especial como sociedad del siglo XXI.»


La sociedad - audiencia que aprende


«Me parece que en lo que estamos viviendo uno de los grandes cambios es que lo educativo ya no depende solamente del sistema educativo de la escuela y de los tradicionales escenarios de aprendizaje. Estamos teniendo la posibilidad de educarnos, y de hecho nos estamos educando y estamos aprendiendo mucho más en otros escenarios, y sobre todo enfrente de diversas pantallas. La pantalla del televisor, la pantalla del videojuego, la pantalla de la computadora. Desde ahí enviamos, transmitimos, recibimos y procesamos información y producimos conocimiento, y estamos en un permanente proceso de aprendizaje. Y es un aprendizaje que cada vez es más relevante que el aprendizaje rígido de la escuela.»


Desordenamientos


Los espacios principales que constituían el escenario educativo: familia, escuela, pequeño grupo, se ven modificados con distintos grados de divergencia por esta educación (difusa) proveniente de múltiples fuentes (TV, Internet, prensa, etc.), lo que provoca un cierto desorden. Las categorías y conceptos utilizados hasta ahora para pensar y hablar sobre la educación (Pedagogía, Filosofía de la Educación) ya no son suficientes y muchos (como el de "educador" o el de "autoridad" que se refería al padre o al educador) han quedado desfasados y necesitados de revisión.

Los contenidos de la educación (qué han de aprender), las formas (aprendizaje memorístico), los agentes de la educación, etc. Todo lo concerniente a la concepción de la educación ha cambiado:
«Así las cosas, la transición de un paradigma a otro, la convivencia a veces conflictiva y otras complementaria, “causa mucho malestar a los educadores. Causa mucho malestar a las familias que pierden el control de la educación de los más jóvenes, que pierden el control incluso de su propio proceso educativo”, señaló Guillermo Orozco Gómez. Y añadió que “antes era mucho más fácil cuando todo dependía de lo escrito, de los libros y de la escuela. Había un lugar concreto, había un medio concreto y había un proceso de dosificación que lo controlaba, y en este momento no. Eso se ha roto y entonces estamos realmente nutriéndonos como sujetos a partir de nuestras interacciones, como audiencia, con los medios audiovisuales y las tecnologías de la información. Me parece entonces que el tipo de sujeto que está emergiendo de esta nueva situación es un sujeto que requiere desarrollar otro tipo de competencias, otro tipo de competencias que no son las que le ha interesado desarrollar al sistema educativo tradicional”.»


Invertir los puntos de partida y de llegada


«En este momento, lo esencial no es lo que se puede enseñar, sino lo que se puede aprender»
Orozco Gómez decidió “simplemente recalcar y enfatizar que en este momento lo esencial no es lo que se pueda enseñar sino aquello que se pueda aprender. Y es justamente con esta consigna que yo invitaría a todos ustedes a que invirtamos los puntos de partida y de llegada: si en una época, la que estamos abandonando, el punto de partida era el contenido y era la enseñanza, yo creo que este momento el punto de llegada debiera ser el contenido. Y el punto de partida nosotros, los sujetos, contextuados en situaciones variadas pero finalmente con una gran capacidad de aprender y necesitados de una situación para aprender a aprender y para mejorar nuestra interacción múltiple con las diferentes pantallas”.


Ya hace años que se trata el tema de la crisis de la escuela y la de la educación. Bien está volver a reflexionar sobre ella a través de este artículo de educ.ar
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Dan Brown: El código da Vinci

Dan Brown: El código da Vinci EL CODIGO DA VINCI
Autor: BROWN, DAN
Editorial:UMBRIEL
Lengua: Castellano
560 pgs (15.0x23.0 cm)
ISBN: 8495618605

Argumento:

Jacques Saunière, conservador del Museo del Louvre, aparece asesinado. En los últimos minutos de su existencia deja un mensaje misterioso. El asesino ha sido un miembro del Opus Dei llamado Silas, quien también ha asesinado a otras tres personas, todos ellos relacionados por ser sénéchaux de una sociedad secreta, el Priorato de Sión, encargada de guardar el Santo Grial. Saunière, como presidente de esta sociedad, comprende antes de morir que ha de transmitir el secreto guardado durante siglos.
Dos son los personajes que indagarán en el mensaje de Saunière. Uno es Sophie, nieta del conservador, y el otro es Robert Langdon, historiador y especialista en simbología. Pero ambos se verán perseguidos no sólo por la policía francesa, ya que ésta cree que Langdon ha sido el asesino, sino también por el asesino Silas y sus dirigentes: el Maestro, personalidad secreta que sólo se descubre al final del libro y un obispo del Opus Dei.

Para desvelar el críptico mensaje de Saunière, además de amplios conocimientos, exigirá que los protagonistas tengan que recorrer una peligrosa aventura que los conducirá a Londres y después a Edimburgo descifrando sucesivos mensajes que guardaba la sociedad secreta.

Comentario:

La trama del libro no es lo que más me ha interesado. Tanto que en muchas ocasiones me ha parecido algo forzada y artificial.
Pero sí me han interesado muchos de los conocimientos que en el libro se explican, desde el número phi, la sucesión de Fibonacci, diversos cuadros o dibujos de Leonardo da Vinci (La Mona Lisa, la Virgen de las Rocas, la Última Cena, el hombre de Vitrubio), los Templarios, símbolos como el pentáculo, la espada y la copa; sistemas de encriptación como el Atbash; teorías sobre la vida de Jesucristo y sobre la Iglesia Católica; o sobre el meridiano cero anterior al de Greenwich.

La obra parece tener la intención de convertirse en un best seller, dirigida a un amplio público, e introduce todos estos conocimientos de manera paulatina engarzándolos en la trama, la cual me ha parecido como un remedo para poder introducir esos conocimientos y teorías que es lo que realmente me ha interesado de este libro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres