Blogia
fabian

Otras formas de educar: el diálogo divulgativo

Los sábados son los días en que veo la televisión. Normalmente tres programas, dos de ellos grabados en vídeo. Son Negro sobre blanco, emitido en la noche del domingo anterior; Redes, también de la 2 y emitido en la noche del martes y, ya en directo, Mil.lenium del Canal 33.
Redes es un magnífico programa de divulgación científica. Dirigido desde hace años por Eduard Punxet, semana a semana nos habla, mediante el diálogo con científicos, de los temas más candentes de la ciencia actual. A través de él no sólo me acerco a la ciencia o a su divulgación, sino también -aunque sea extremadamente corto y austero en este sentido- a ver y oír a algunos científicos de diversas partes del mundo.

El tema tratado esta semana se titula Más allá de Marte. La vida en otros planetas, ¿puede ser como la terrestre? Buscamos agua en Marte, pero también Nitrógeno o Hierro como posibles señales de existencia de vida. Como no sabemos bien qué es la vida, no sabemos bien qué buscar en Marte ..., son muchos los temas interesantes que, más que tratarse, simplemente se rozan en este programa.

Ya en la fase final del programa, en off suenan unas palabras que me han llamado la atención. Dicen que para que la NASA acepte un proyecto científico, una sección de este proyecto tiene que tratar sobre su divulgación e información a los contribuyentes, ya que son ellos quienes pagan, y que esta sección es tan exigida y cuidada por la NASA como la propiamente científica. De tal manera que el contribuyente sea consciente de que su dinero se utiliza bien. Por esto, cualquier proyecto debe tener preparado y cuidar de que a los media puedan llegar imágenes e información que expliquen el proyecto. Añadía la voz en off que, por contra, la Agencia Europea no prestaba atención a este tema de la divulgación y comunicación de los proyectos científicos.



Siempre me he quejado de que a través de los media me lleguen toneladas de información deportiva, comercial, etc. y muy poca información sobre temas más vitales que, para mí, son la verdadera aventura actual de exploración, descubrimiento y comprensión de todo lo humano y social. Pero yo no puedo cambiar los media. Pero sí algo, aunque poco, puedo intentar formas para la web del instituto y, por amplitud, para las webs de centro escolares.

Los profesores tenemos unos acercamientos por una parte a los temas culturales, científicos, artísticos, etc. y, por otra, a los adolescentes y jóvenes actuales. En cierto modo somos mediadores entre los jóvenes y los contenidos culturales. Es cierto que nuestra labor está en el aula y en el centro, pero quizás se pueda considerar que ese centro no se acaba entre sus muros físicos sino que tiene prolongaciones en otros medios (no sé cómo decir que la web del instituto, pese a no estar entre los muros del edificio, también es parte del instituto y, por tanto, lugar donde los profesores pueden ejercer su acción mediadora entre jóvenes y contenidos culturales).

Pero posiblemente, la acción educativa o cultural a través de estos sistemas comunicativos como Internet, no sea o no deba ser como la del aula, sino que deba aproximarse a la de los media con la diferencia de que va dirigida a unos jóvenes concretos, conocidos y con los que también tenemos unas horas de contacto personal. Y también presenta la diferencia, en relación a otros media, en que debiera utilizar las posibilidades que Internet ofrece.

Por ello yo no creo, aunque puedo equivocarme, que la labor de las webs escolares, ni incluso de otras webs, tenga que ser a base de presentar ejercicios que los alumnos hayan de realizar, ni formas que utiliza el e-learning. Más bien me decanto por webs que sean puertas de entrada (divulgativas) hacia temas culturales y sociales vigentes en nuestra sociedad. Sólo puertas de entrada, iniciadoras, que intentan crear un interés (más bien plantean preguntas o cuestiones que no que las resuelvan) hacia esos temas y actividades que no llegan a los jóvenes y que estos desconocen en gran manera.

Pero si Internet es comunicación, estas webs deben intentar y propiciar el diálogo sobre esos temas, ya iniciados en el aula, ya iniciados en la web y que utilizan ambos ámbitos para el diálogo. Lo he titulado el diálogo divulgativo y, en el fondo, plantea el tema de la multiplicidad de medios educativos (o que lo puedan ser), como los programas de la NASA, su divulgación a través de los media (como el programa Redes) y su acercamiento a zonas más cercanas a los jóvenes como puedan ser las webs escolares y juveniles, donde ya es posible el diálogo entre personas conocidas, hasta llegar a las aulas, donde ya se busca una cierta apropiación y conocimiento de esos temas.

La ciencia y la cultura son elementos que debieran estar vivos en nuestra sociedad. Actuales: interesa la ciencia y cultura actual, la que influye y explica nuestra sociedad. ¿Qué hacen los científicos de ahora? ¿Qué les interesa a los sociólogos, literatos, historiadores, etc. actuales? Posiblemente desde lo actual tendremos que ir a lo anterior, pero lo importante es lo actual. ¿Cómo podemos pasar indiferentes ante los temas candentes de la ciencia y cultura actual?

¿Y las webs escolares han de permanecer ajenas y mudas ante tanta pasión?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres