Blogia
fabian

¿Cómo vemos la propia vida?

La vida de cada uno: para mí la mía. ¿La veo con aburrimiento?, ¿me da miedo, asco, espanto, aceptación, conformismo ...?
Estos días hay dos artículos (prefiero llamar así a los escritos en los blogs que no «posts» como se indica en el nuevo espacio de bitácoras.com, llamado orbitácora, donde H Casciari nos invita a que escribamos bien) que tratan desde diferentes puntos de vista el tema de cómo nos vemos a nosotros mismos, la autoaceptación.

La primera cita es una frase preciosa sobre la lectura y la presenta deakialli docu mental. Es una frase tomada del libro La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón
Bea dice que el arte de leer se está muriendo muy lentamente, que es un ritual íntimo, que un libro es un espejo y que sólo podemos encontrar en él lo que ya llevamos dentro, que al leer ponemos la mente y el alma, y que esos son bienes cada día más escasos

¡Lo que llevamos dentro es tan inmenso e ignoto! Un buen libro es aquel que nos proyecta alguna pequeña luminosidad sobre esos abismos, el que nos ofrece algún eco de esos recovecos internos.


Dalí: The Average Bureaucrat (1930)


La segunda cita no se refiere a lo que llevamos dentro, sino en la superficie, al aspecto externo. Lo trata Daniel L Salort en el blog de IdeaSapiens de Filosofía. El título es La Nueva Raza: mixtura de genes y cirugía. Reflexiona sobre el uso o abuso de la cirugía estética en casos no necesarios de accidentes o malformaciones.

¿no es la condición de una mirada más importante que el color de los ojos de donde parten? ¿no son mis arrugas faciales el testimonio de la vida que he vivido y la que vivo, autenticidad que me pertenece y proclama la plenitud que haya alcanzado? ¿no son esos labios que me besan los que también me cuentan del yo de la otra persona, del que realmente es y no del que quiere ser?

Digo: hay mucho más que razones estéticas para la existencia de esta nueva raza. Las motivaciones son incluso más que las meramente psicológicas. Hay una necesidad de no ser lo que son porque desean existir como otra cosa: una imagen anhelada, un modelo vigente, un arquetipo impuesto desde los medios Y la muerte que les espera al final de su camino, esa muerte que tanto hablará de sus vidas, los encontrará con que no quisieron lo que eran, que los millones de años que llevamos en este planeta se coronan con transformaciones artificiales de sus presencias.

Y entonces cada uno de ellos oirá: mi muerte me dice que no le tenía miedo a ella sino que me espantaba como se veía mi propia vida.


Conocerse a uno mismo y autoaceptarse, grandes temas que nunca pierden vigencia. Su ejercitación requiere posiblemente determinadas condiciones de vida hoy difíciles. Silencios, tiempos dedicados a la reflexión (¡qué importante es la lectura sosegada!), relación humana de aceptación ...

Me ha parecido que los dos artículos citados están íntimamente relacionados y son piedra de toque en la sociedad y en la educación actual.

P.D. Pocos minutos después de publicado este artículo descubro que Boulé también comenta el escrito de Daniel L Salort.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

miguel -

Pues ya es casualidad. Pero es que es un tema que está todos los días ahí, y que en los institutos está a la orden del día (qué te voy a contar a tí, que tú no sepas...)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres